Estudiantes de Postgrado USM participan en Workshop encabezado por académica de la GWU

La profesora Lorena Barba presentó el taller “Essential skills for reproducible research computing” ante una veintena de estudiantes de distintos postgrados de la USM, otras universidades y extranjero.

El área Postgrado del Departamento de Ingeniería Mecánica la USM organizó desde el 2 al 6 de enero el workshop “Essential skills for reproducible research computing”. El evento contó con el auspicio del pilar 2 del Proyecto “The Clover”, Nueva Ingeniería 2030 y en el participación de una veintena de estudiantes.

El Director de Programas de Postgrado Científico del Departamento de Ingeniería Mecánica, Olivier Skurtys, señaló que el workshop tuvo una muy buena convocatoria: “18 alumnos siguieron toda la actividad programada por la profesora Lorena Barba. La mayoría de los alumnos son del programa de postgrado de mecánica pero también tuvimos estudiantes del postgrado matemática e informática, un alumno de la Pontificia Universidad Católica y un ex-alumno del magíster que realiza su doctorado en Francia (Université de Lorraine)”.

Lorena Barba es profesora de la George Washington University y ex alumna de la USM. Barba es reconocida en la comunidad científica internacional, particularmente en el área de dinámica de fluidos computacionales y en temas de reproducibilidad en ciencias y educación en ingeniería. Recientemente la profesora fue galardonada con el Premio Leamer-Rosenthal, parte de la Berkeley Initiative for Transparency por su trabajo en transparencia y reproducibilidad en ciencias.

Tras el workshop Barba señaló que la motivación principal para realizar esta actividad, fue lograr motivar a los estudiantes a utilizar la computación como una herramienta profesional en el quehacer científico. “Me gustaría que entiendan cual es la manera de usar la computación de manera profesional, porque uno de los principales problemas de la computación en ciencia, es que la mayoría de los científicos son autodidactas como desarrolladores de software o en el tema de análisis de datos en general y muchas de las técnicas que utilizan, las han capturado de forma autodidacta. Entonces queremos presentar un esquema bien metódico para que los estudiantes tengan una base y pueda seguir utilizando sus habilidades”, afirmó.

Durante todo el workshop la profesora trabajó con quienes son parte de su equipo de trabajo en Washington, Natalia Clementi y el Dr. Gilbert Forsyth, quien se mostró gratamente sorprendido por el nivel de conocimiento de los estudiantes que fueron parte de la actividad. “Hicieron un muy buen trabajo, conocían muy bien algunas cosas básicas, incluso manejaban herramientas que en Estados Unidos muchos no conocen. Esto permitió que avanzáramos más rápido”, contó. Forsyth recalcó la importancia de que los estudiantes sepan manejar profesionalmente los contenidos que se vieron en el workshop. “Les va a servir mucho en lo profesional, estos conocimientos estarán es sus curriculum y podrán trabajar para muchas áreas diferentes, en cualquier parte del mundo”, puntualizó.

Por su parte, Natalia Clementi, quien también es investigadora del Barba Group, señaló que fue muy gratificante trabajar con los estudiantes que participaron del taller. “Tuvimos éxito en mantener a los alumnos enganchados durante todo el workshop, que es algo que no sucede todo el tiempo. Varios de los estudiantes nos hacían preguntas sobre su trabajo lo que abría otras preguntas, podríamos estar meses hablando de esto pero ya estamos en contacto. Ellos ya saben dónde encontrarnos”, comentó.

Entre los asistentes el alumno de primer año de Magíster en Ciencias de la Ingeniería Mecánica Matías Martínez, señaló estar conforme con la iniciativa, como primer paso de su magíster que recién comienza: “Me gustó que haya partido desde lo más básico y creo que es súper innovador, porque hasta hace poco yo mismo había tenido los mismos problemas que vi en la introducción, por eso me pareció muy buena idea que esto vaya limpiando un poco como se hace la ingeniería hoy en día”.

Estudiantes y profesores catalogaron el workshop como exitoso y provechoso, por lo que se podrían realizar más instancias a futuro, así lo señaló el director Skurtys, “queremos implementar mínimo un workshop cada año para fortalecer la formación de nuestros estudiantes de postgrado. En particular, pensamos organizar uno en marzo durante la semana del 13, para iniciar el año de postgrado de un buen pie. Estas instancias sirven para incrementar la visibilidad de nuestro Magíster y Doctorado en Chile y el extranjero”.

Ingeniería 2030

La iniciativa contó con el auspicio del proyecto Ingeniería 2030, que en área de postgrado, busca justamente potenciar herramientas modernas y beneficiosas para la ingeniería nacional además de fomentar la internacionalización en los estudios avanzados de las universidades chilenas. Carlos Rosales, académico del de Departamento de Mecánica y parte del equipo que integra el Pilar 2 del Proyecto Ingeniería 2030 informó: “El workshop se enmarca en el pilar 2, pues tenemos un ítem que tiene que ver con movilidad internacional de los académicos. Además la temática del workshop, está muy ligada al área transversal que queremos para el nuevo doctorado del proyecto, que sería multidisciplinario. Hay varias áreas que CORFO identificó como prioritarias en la ingeniería, entre ellas está la computación científica y la simulación computacional”.