Inicio PilaresPilar 3: Orchestrating effective, innovative and entrepreneurial networks Tecnología universitaria duplica vida útil de frutas y verduras en refrigeración

Tecnología universitaria duplica vida útil de frutas y verduras en refrigeración

29-noviembre-2017

Solución desarrollada por futuros ingenieros retrasa la maduración de estos alimentos hasta en dos semanas.

La idea llamada Frutil fue premiada recientemente con cinco millones de pesos por el curso de Investigación, Innovación y Emprendimiento de Ingeniería UC, que apoya el programa 2030 de Corfo, para que los estudiantes puedan invertir en el desarrollo del producto y llevarlo a los usuarios.

“El prototipo tiene el diseño de una esfera y en su interior posee un agente activo, compuesto por permanganato y poliestireno, que absorbe el etileno o gas que liberan las frutas y verduras al madurar”, señaló Camilo Troncoso, alumno de cuarto año.

Gracias a dicha acción se retrasa la maduración de las frutas y verduras en refrigeración, incrementando la vida útil de estas hasta en dos semanas.

“Realizamos varias pruebas del producto en un par de refrigeradores para demostrar la funcionalidad y efectividad de Frutil. En muestras de 14 días, comprobamos grandes diferencias entre los alimentos conservados con y sin la innovación”, destacó Troncoso.

El equipo de estudiantes, integrado además por Sebastián Arancibia, Daniella Barrera, Javiera Perry y Camila Soler, trabaja hoy en mejorar el diseño de la alternativa tecnológica, por uno más pequeño y con materiales biodegradables, entre otros cambios.

Asimismo, los universitarios esperan promover el producto en otros programas de innovación y emprendimiento, así como en empresas de alimentos que estudian alternativas tecnológicas para mejorar la calidad de sus productos.

Según estimaciones locales, las pérdidas de frutas y verduras en Chile equivalen a unas 500 mil canastas familiares al mes.

Problema global

A nivel mundial, la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que 1.300 millones de toneladas de alimentos se pierden o desperdician anualmente, lo cual representa un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano.

Las estimaciones de la FAO no sólo dan cuenta de una ineficiencia en el uso de los recursos, sino también de un problema ético, considerando que 795 millones de personas padecen de hambre en el mundo.

En América Latina, en tanto, el 34% de la masa comestible disponible se pierde o desperdicia, lo cual equivale a 127 mil millones de toneladas.

Fuente: Ingeniería UC.

Te puede interesar también